La crianza y envejecimiento del Vino

Barricas LWYang

La crianza del vino es un proceso largo y delicado cuyo objetivo es conferir unos caracteres distintos a un vino que ya se encuentra elaborado.

El punto de partida es un vino perfectamente apto para el consumo, pero con la posibilidad de ver mejoradas sus cualidades mediante el envejecimiento.

En el proceso de elaboración del vino, la crianza en la barrica es uno de los asuntos más complejos del proceso, principalmente por los elementos que se conjugan; el origen de la madera, la edad de la barrica, su tostado, su grano, etc.

En la crianza del vino en barricas, el tamaño y la edad de la cuda determina características, tales como:

  • Cuanto más antigua sea ésta, menos sabor aporta al vino.
  • El tiempo que pasa el vino en el recipiente y el grado de tueste de la barrica hace que cuanto mas intenso es el tueste, menos taninos aporte la madera al vino.
  • La preparación del roble (el apilado al aire libre para que pierda la aspereza, antes de que se fabriquen las barricas) y la procedencia de la madera también influyen y hacen su aporte.

Según los expertos, la madera más adecuada es la de roble americano (el roble americano aporta notas de vainilla y dulzor) o francés, aunque también se emplean otras maderas como la del castaño, el raulí o el pino tea.

El proceso de envejecimiento se realiza en dos fases: oxidativa y reductora.

  • La primera fase de envejecimiento tiene lugar en la barrica de madera, donde reducidas cantidades de oxígeno penetran en el interior del recipiente modificando de forma natural la estructura química de muchos de los componentes del vino.
  • La segunda fase de envejecimiento se realiza en el interior de la botella. En ella no penetra prácticamente oxígeno, a excepción de pequeñísimas cantidades de gases que se filtran a través de las células del corcho, por lo que los elementos del vino reaccionan entre sí en su ausencia.

En el caso especifico de los vinos Solarium Rioja la crianza se realiza en barricas de roble americano con una capacidad de 225 litros con un tiempo de envejecimiento dependiendo del tipo de vino:

  • Vinos tintos Solarium  Crianza D.O.Ca Rioja se envejecen en barricas durante 12 meses.
  • Vinos tintos Solarium Reserva D.O.Ca Rioja  se envejecen en barricas durante 36 meses.

La crianza del vino es realmente un proceso complejo y en el que al conjugarse tantos elementos y factores nos permite disfrutar de una diversidad que apasiona y hace del mundo del vino una aventura con descubrimientos constantes que deleitan nuestros sentidos.

Fotografía: L.W. Yang

Artículos Relacionados:

Los comentarios están cerrados

  • SOLARIUM D.O.Ca Rioja