Denominación de Origen Alella

denominación de origen Alella

Denominación de Origen Alella es conocida principalmente por sus vinos blancos aromáticos, florales, frutales y limpios de sabor, de pálido color pajizo y moderado grado alcohólico.

Alella es en la actualidad el último vestigio del prestigioso viñedo del Maresme y sus tierras conservan numerosas huellas arqueológicas vinculadas con el arte de la viticultura.

Ubicación

Esta zona no solo es de las más antiguas de España, sino también de las más pequeñas: situada a poco más de 15 kilómetros al norte de Barcelona, el área de viñedos, entreverada de espacios urbanísticos y chalets, ha disminuido progresivamente durante los últimos cincuenta años debido a la presión urbanística, de modo que hoy ocupa tan solo una tercera parte de la superficie que correspondía a la Denominación de Origen Alella cuando fue establecida.

En la Denominación de Origen Alella, las bodegas son masías urbanas construidas sobre las pendientes de las montañas costeras y sus viñedos se extienden por un valle abierto al mar, a una altitud de entre 60 y 90 metros.

Clima y Suelos

El mantillo del suelo en Alella es una arena gruesa de granito casi blanca llamda Sauló, que proporciona una elevada porosidad además de una excelente retención del calor. Como el drenaje es bueno, la tierra no siempre necesita estar dispuesta en terrazas.

Las tierras altas son mayoritariamente tierras arenosas sobre piedra caliza y las tierras bajas son también arenosas pero sobre granito.

Vinos y cepas

Denominación de Origen Alella es conocida por sus vinos blancos tradicionales elaborados con uva autóctona ¨pansa blanca¨ (nombre local de la popular xarel·lo¨ y envejecido seis meses antes de ser embotellado, o cien por ciento con chardonnay, envejecidos o no en barrica de roble. También se elabora un vino blanco mezclando las uvas pansa blanca, macabeo y chenin blanc.

No obstante, tanto los alegres, afinados y cristalinos rosados de esta DO como los bien estructurados tintos gozan de un prestigio cada vez mayor. Estos vinos están elaborados con uvas ull de llebre (tempranillo), garnachas tinta, merlot y cabernet sauvignon. De hecho, el tinto garnacha rancio, que tras fermentar completamente en depósitos de madera se traslada al exterior para que repose con la luz directa del sol y se oscurezca gradualmente, es uno de los mas populares en la zona.

La Denominación de Origen Alella a través de sus vinos blancos abocados, levemente dulces, y madurados en madera, son los más clásicos representantes de esta denominación y constituyen un valor dentro de la viticultura española.

Fuente: Colección Gourmet DO Vinos de España

Artículos Relacionados:

Los comentarios están cerrados

  • SOLARIUM D.O.Ca Rioja