7 consejos para tener una bodega en casa

Bodegas. Raúl Hernández GonzálezSi eres apasionado del vino estamos seguros que más de una vez imagináis tener tu propia bodega en casa para conservar adecuadamente el vino.

Esta es la razón por la que aquí te proponemos 7 consejos a tener en cuenta para conseguir una bodega en casa de optimas condiciones.

Las dimensiones y características dependerán del espacio del que dispongas, pero con independencia de su tamaño, cualquier bodega en casa debe cumplir determinados requisitos para garantizar el bienestar y conservación del vino.

7 consejos para tener una bodega en casa:

  • Debe ser un lugar oscuro o en penumbra. La luz solar y/o electrica son nocivas para la conservación del vino, sobre todo para los blancos y espumosos. Para iluminar la bodega lo mejor es hacerlo con bombilla de baja potencia.
  • La humedad debe estar en torno al 70-80%. Un nivel superior no afectaría a la conservación del vino, pero si a sus etiquetas; ya que estas pueden enmohecerse y despegarse. Por el contrario si la estancia es demasiado seca, afectará a los corchos de las botellas ya que se resecan y parte del contenido de la botella se evaporará y deteriorará.
  • La temperatura de conservación del vino debe ser contante, entre los 10 y 18 grados, sin fluctuaciones bruscas. Lo mejor es colocar un termómetro/higrómetro en la pared de la bodega y comprobar la temperatura cada vez que se retire o coloque una nueva botella de vino. Cuanto más baja sea la temperatura, más lentamente evolucionará el vino.
  • La bodega en casa debe estar preservada de olores extraños, que se adhieren al corcho y penetran en el interior de la botella. Hay que mantener el vino separado de alimentos, barnices y pinturas. Cuando limpie la zona de la bodega en casa hágalo con un desinfectante inodoro.
  • El lugar debe estar ventilado, la circulación del aire debe ser suave, sin corrientes. Se debe evitar una ubicación en la que exista proximidad con aparatos electrodomésticos, porque las vibraciones pueden afectar a los vinos en el mediano plazo.
  • Las botellas deben mantenerse en posición horizontal, para que el corcho permanezca en contacto constante con el vino. No obstante, pueden inclinarse ligeramente para que los posos se queden en el fondo. Lo más recomendable es almacenarlas en botelleros estables y accesibles. En el mercado existe una gran variedad (hierro, madera, barro, polimeros, etc.). Lo esencial es reservar siempre un hueco para cada botella.
  • Una vez que ha sido almacenado en la bodega de casa el vino, este no debe moverse, por lo que las botellas deben colocarse de manera que, para coger una, no haya que desplazar otra. Con la precaución de dejar visible el nombre del vino y su añada, para que no sea necesario girarla.

Actualmente existen en el mercado cavas de refrigeración especialmente diseñadas para tener una bodega en casa con todas las condiciones adecuadas de conservación, si sabemos instalarla en el lugar idóneo (teniendo en cuenta las recomendaciones realizadas). Las hay de diversos tamaños lo que permite que se adecuen a las necesidades de los apasionados por el vino y representan en la mayoría de los casos opciones cómodas y económicas.

Fuente: El gran libro de los vinos de España / Fotografía: Raúl Hernández González.

Artículos Relacionados:

Los comentarios están cerrados

  • SOLARIUM D.O.Ca Rioja